Brunch a la ibérica

Siglo XIX. Hogar de los 11º Duques de Bedford. Mansión de Woburn Abbey en Bedfordshire, Inglaterra.

Tras una noche de intrepidantes conversaciones sobre el  Frankenstein de Mary Shelley y el nuevo libro de Lewis Carrol, A través del espejo y lo que encontró allí, los Duques amanecen muy tarde, mucho más de los usual. El hambre es algo que asola sus corazones y sus estómagos.

Pero una duda asalta en cocina, es demasiado tarde para desayunar, pero aún temprano para el almuerzo, y los señores no quieren solo un full breakfast, les apetece algo más, quizás una quiche lorraine y una copa de champán.

Las campanillas de servicio no paran de tintinear y mayordomos y criadas están muy nerviosos. Deciden seguir las costumbres implantadas en Londres y combinar ambas comidas en una sola.

Mientras los Duques tomaban asiento y se disponían a prejuzgar cualquiera de las nuevas ideas de sus cocineros, los mayordomos llenaban la larga mesa del comedor de todo tipo de alimentos: los clásicos ingredientes del full breakfast (huevos revueltos, salchicha, black pudding, champiñones, baked beans, hash browns y medio tomate), quiches, salmón ahumado, sopas, verduras asadas, panes artesanales, bizcocho, plum cake, frutas, champán, té café, vino, y un largo etcétera. Platos del almuerzo se unían con los del desayuno y formaban una fantástica mesa, que más podría resultar un buffet que una comida para los Duques y sus invitados.

Los comensales comentaron las maravillas de aquella mesa y las diferentes historias se fueron propagando por toda Inglaterra hasta llegar a oídos de los famosos redactores de Punch, la revista de la época.

Ficticia historia de cómo el brunch nace en la aristocracia inglesa.

Hace mucho que el brunch se instaló en los países anglosajones, pero solo hace 30 años desde que se sirvió por primera vez en España y es ahora cuando este ‘desayulmuerzo’ está más de moda que nunca.

Tras su paso por varios países, el brunch ha ido adoptando productos de cada uno de ellos. Los ingredientes del full breakfast, la exquisita bollería francesa, las cookies y tortitas americanas, el neoyokino cóctel Bloddy Mary`s, las italianas pasta y pizza y alimentos tan ibéricos como el jamón serrano, el lomo de orza, el queso manchego o las empanadas gallegas.

Así que si tras viajar por todos los rincones del mundo, el brunch se queda con nosotros y nos invita a preparar nuestra versión favorita en casa.

Desde El Almacén del Indiano os invitamos a pasar por nuestra sede y pedir vuestros alimentos favoritos para esta nueva comida, una toma que garantiza reponer todas las energías gastadas en la noche anterior. Alguno de los productos perfectos para celebrar un brunch en casa son:

¡Ahora solo tenéis que visitarnos y elegir los ingredientes para vuestro brunch ibérico!

Anuncios

Un pensamiento en “Brunch a la ibérica

  1. Genial! Me encantan los brunch y siempre he ido a comerlos fuera de casa. ¿Hacéis alguna cesta específica para brunch? Me encantaría poder comprar todos los ingredientes juntos para llevarlos a casa y listo.

    Por cierto, me encantan los post de este blog, son muy originales!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s