Música, amigos y cerveza

Cata Malaqa

En El Almacén del Indiano rara vez hay música de fondo en las catas, siempre se deja que la voz cantante la lleve el guía de cata, pero en esta ocasión, no vendría nada mal ambientar nuestra casa con unos acordes bien plantados, unos acordes que suelan hacer retumbar este líquido de lúpulos y de dioses.

 

Aún quedan 15 minutos para la hora 0 y el Almacén comienza a parecer pequeño: la afluencia es tal, que hemos tenido que re-ordenar la logística del Indiano, más mesas, más sillas, más vasos. El murmullo de las conversaciones comienza a mezclarse con el ambiente irreal que proponemos crear.

Copa en una mano, púa/cuchillo en la otra: el jefe ceremonias, El Indiano, da el toque de inicio. La emoción se palpa en el ambiente: una cata de cervezas, de emprendedores, malagueños. Pablo, malagueño y creador de las delicias a probar y Curro, un loco enamorado de Malaqa que cerró su negocio de cervezas artesanales y se unió a ellos sin pensarlo.

Para Malaqa, el origen de los tiempos está más que claro: música, cerveza y amigos. Una tarde cualquiera, una de tropecientas, una en la que deciden comprar un kit handmade para hacer cerveza artesanal- buscando algo diferente dentro de su habitual ambrosía líquida.

Lo que empezó como un ‘Tú traes las cervezas artesanas, que yo pongo la barbacoa”, acabó en la bañera de casa y en probetas de laboratorio. “¿De qué micro-cervecería habéis cogido esta delicia?” se preguntaron los químicos – ¿la despensa de casa cuenta como tal?”.

Pero sinceramente, mucho hablar de cervezas, pero lo que necesitamos es refrescar el gaznate, que todos conocemos el calor que empieza a acuciarnos en Málaga por estas fechas, y lo mejor es comenzar la cata de Malaqa y ver si los químicos llevan razón.

-Aviso a primerizos: a partir del tercer vaso, la cerveza artesana sube-

(Ilusión de los presentes) Unas botellas de etiquetas rojas comienzan a circular y una rubia muy fresca cae jugosa y borboteante en los vasos de nuestros huéspedes. “Elimina todos los pensamientos impuestos, los sueños que os han vendido día tras día. Rompe las reglas del juego. Es hora de cambiar el tablero. Sácale punta a tu lápiz y escribe tu propia historia ¡Volvamos al origen!”

Back To School. Lúpulo desequilibrado con del cereal. Intenso aroma a mango. Poco gas, carbonatado natural. Maridaje de contraste: salchichón ibérico, combinación final particular en el paladar gracias al toque final de pimienta que choca con el amargo de esta cerveza.

Back to school

 

El Indiano ve prudente dejar un tiempo de reflexión en torno a esta primera botella, una cerveza asequible al paladar, una Summer Ale (para los entendidos en materia). Las preguntas no cesan, quieren saber hasta el más mínimo detalle: grados 4’6, IBU 41, EBC 16… y un millón de datos más que unos aprenden ávidos y otros pierden más aún- todo cosa de la cerveza.

Etiqueta azul, robot incluído. Los huéspedes ya saben a lo que se enfrentan, mejor dicho. No conocen nada del nuevo disco y esperan con ansias que las notas suenen en sus bocas. Más amarga y con más cuerpo que la anterior. American Pale Ale, pálida, rubio tornasolado. Equilibrada, con un sabor armónico, con breves notas a cereales, a trigo recién cortado.

Kernel Panic

Kernel Panic. ¿Conocen el término?  “En informática un Kernel Panic es un Fallo en el Núcleo y afecta al hardware… Algo inesperado, un error que no debería pasar, que hace que el sistema colapse. Imagina toda tu vida, algo que pensabas conocer y comprender por completo, cambia totalmente en un abrir y cerrar de ojos. Todo lo que creías saber sobre aquello se llena de incertidumbre y se abre un nuevo universo de posibilidades. A ese momento de colapso, lo llamamos también Kernel Panic Y esperamos haberte abierto las puertas hacia un nuevo mundo.”

En palabras de Pablo, un pantallazo azul de Windows, un reseteo de la mente, un borrón y cuenta nueva del tema que más controlas, cambio total. Un sabor que te le hará pensar a tu cerebro: WELCOME TO THE WORLD BEER. Y en ese mundo de flipe estamos, cuando llegan los chicharrones de Cádiz, necesario para controlar la cantidad de comida/bebida en el cuerpo.

Cambio de registro, dulce. Cerveza crepuscular, para tomar al atardecer- tonos rojizos en el cielo y en la botella. La Manquita se hace hueco en la etiqueta negra. ” Y nos dijeron que la estabilidad era lo ideal. Que permanecer quietos, callados y obedientes nos convertiría en personas mejores. No lo sois. No olvides sentir, jugar, si quieres jugar, y gritar si quieres gritar. Hoy brindarás por los que viven de acuerdo a sí mismos. ¡Por los auténticos!”

El aparatoso sistema de untaje hace más amena la bajada de los lúpulos al estómago, el alcohol se mezcla con el azúcar de la mermelada y comienza a implantar su dictadura de sonrisas en la cara de los catadores.

Conversaciones de carácter random vagan por la renovada atmósfera del Almacén: los pequeños grupos de reunión debaten sobre los tonos en boca, los tipos de dulces que da la cerveza, las primicias de la marca, los crossover, la cerveza en barril, Madrid Beer Week, historia. música. estilos americanos, sabores más complejos e intrínsecos.  

¡Increíble! ¡Verde! ¡Majareta, un oso! Imperial Indian Pale Ale – qué nombre más largo… (En esta cerveza comienzan las guasas). ¿Y qué es una IIPA? En los viajes de los británico a la India, la cerveza viaja en barril y llegaba en mal estado, los indios (muy listos ellos), decidieron probar a añadir un poco más de cada ingrediente con lo que consiguieron que llegase a destino en fermentación.  El producto final era una cerveza más fuerte y potente en todos los sentidos.

Awesome bear

“What is a limit?? It’s a word given generically to any limitation or restriction,scientific, legal, fiscal, social… We humans were pushing our limits forward since the beginning. Tesla, DaVinci, Newton… Are some of those who think “Limitless” This message goes to those who think different, that believe limits can be pushed forward, because “The future doesn’t belong to the fainthearted, it belongs to the brave

Maridaje con queso de El Porticatero, un espécimen realizado con guindilla que causa estragos en los paladares de los catadores. El maridaje que el Indiano a propuesto es muy popular entre los asistentes, todos vociferan por un trozo de queso, sintonía final de los toques cítricos con el picante. 

 ¿Y el conejo con pajarita rosa? Pertenece al mundo de fantasía, al mundo de “Alicia en el País de las Maravillas” y representa al guía, un líder al que seguir ciegamente y en el que confiar sin límites, sabes qué te llenará el camino de aventuras  y descubrimientos, pero tienes que tener fe para caminar tras él sin pedir explicaciones previas. Con Malaqa, emprender un lance parece más que atrevido. 

Cata Malaqa

Nuestros comensales sacan sus venas más artísticas, hay quién entra en debate histórico sobre Rusia y sus colores, quién comenta los diseños de los botellines y quién, directamente, dibuja. Los rumores parecen ser ciertos, probaremos una cerveza que aún no se vende, un botellín con diseño aún a elegir (rojo o blanco, de ahí la tertulia rusa) y con un paladar extraño. Como siempre, el Indiano antecede ante sus parroquianos para que disfruten de una primicia, como fans ante una canción inédita en el concierto de su grupo favorito. 

Kosmonaut.“Dedicada a todos aquellos cosmonautas fantasmas, fuera cual fuera su especie”. No importa si no estás muy aliquindoi, esta cerveza impactará en tu paladar y en tu alma. Chocolate, café, canela, brownie, Selva Negra. Postre, cierre de cata y de noche. 

Maridaje con trufas de chocolate envueltas en cacao puro. Explosión de sabor en la boca, sensación de bombón de licor. Una ovación entre los catadores, la sorpresa es suprema, como el cosmonauta ruso.            “El miedo atenazaba sus músculos y su mirada perdida traspasaba el cristal que le separaba de la nada. Solo había silencio en aquel vacío. contemplo, entonces, las numerosas luces brillantes que alcanzaban sus retinas. Abrió los ojos todo l que pudo, y como si de golpe entendiera todo lo que estaba ocurriendo, se calmó, y se deleitó con la espectacular vista luminosa que el universo le mostraba. Jamás volvería a casa, Kosmonautase quedaría para siempre flotando en el espacio. Desorientado. Solo. Perdido. Como el resto de nosotros.

Los chicos de Malaqa nos regalaron un gran un tema final, uno inédito, como hacen  los grandes grupos: algo que siempre resonará en tu mente, esa último estrofa final que cambió tu vida, en este caso el  concepto de cerveza de tu vida. WELCOME TO THE WORLD BEER. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s